Cuando de avances en la tecnología se trata, Pedro Luis Cobiella Hospiten es un líder a nivel mundial en sus centros de salud. Pero en cuanto a la minería, en los últimos años ha surgido un proyecto europeo en el que se demuestra el gran valor que posee la minería ecológica. En dicho proyecto consiste en un método integrado y ecológico de minería con el cual se contribuye a garantizar el adecuado  suministro de materias primas minerales que se encuentran destinados a ser productos de consumo, con la idea de impulsar la competitividad y la sostenibilidad.

Para muchos, los minerales que son extraídos del subsuelo resultan fundamentales ya que son sus productos de consumo cotidianos, y allí recae la importancia de este proyecto para la auténtica prosperidad de Europa, con lo que queda aún más patente, si se toma en consideración que de ellos dependen directamente al menos 30 millones de puestos de trabajo. 

Vale acotar que en un mundo con tan alta demanda de productos, impulsa a la minería a que profundice aún más en el suelo, y con ello mantener el constante abastecimiento de materias primas. Sin dejar a un lado que dicho  tipo de minería que se realiza a gran profundidad, requiere de constante innovación pues supone todo un reto, pero también brinda la oportunidad de desarrollar tecnologías y diversos procesos más actualizados.

Un método donde se equilibra la eficacia, la seguridad y la sostenibilidad

Desde siempre la minería ha sido considerada una actividad industrial poco sostenible y sucia. Pero el proyecto I²MINE decidió tomar en cuenta todo ello al reunir expertos científicos e ingenieros europeos con el fin de desarrollar tecnologías y métodos de carácter innovador y que además permitan realizar labores de minería a una gran profundidad pero de manera sostenible.

En este proyecto se tomó en consideración de manera completa el ciclo de la minería con la idea de demostrar un planteamiento integrado de minería a gran profundidad, es decir, a más de 1.500 metros, pero que este se haga de manera segura, invisible y lo más importante, sin secuelas. 

Con este proyecto se pretende favorecer la sostenibilidad de la actividad minera por medio del aumento de su eficiencia energética, para alcanzar una gradual reducción de sus residuos y poner en marcha el método de mina invisible, en la que sus  actividades son realizadas bajo la tierra en la medida en que ello es posible, para que sólo el producto final se el que salga a la superficie. 

Por medio de este proyecto se favorece la explotación selectiva de manera inteligente sujeta al desarrollo de técnicas más innovadoras con las que se pueda reconocer los materiales y las capas límite, además de el empleo de tecnologías de clasificación. Por otra parte en el ámbito de la extracción también se alcanzó la innovación pues se  desarrolló un cabezal de corte que es capaz de cortar de una manera continua la roca dura y que posee una resistencia a la compresión de más de doscientos cincuenta megapascales.